Coordenadas Políticas/No tiene la culpa el indio

Martín Aguilar

Quienes seguramente andan en busca de una dotación extra de antiácidos son Los Chuchos del PRD, luego de que el Órgano de Justicia Intrapartidaria de su partido invalidará el Décimo Consejo Estatal del pasado 9 de octubre, que había hecho cambios en la CDMX.

Consejeros afines a Nueva Izquierda convocaron ese día a una sesión vía Zoom, pero olvidaron compartir el respectivo link y dejaron fuera a los simpatizantes de la presidenta Nora Arias.

Designaron al exjefe delegacional en Iztacalco, Carlos Estrada, como secretario general del partido, una de las tres carteras que estaban vacantes, lo cual fue impugnado por consejeros de la corriente Fuerza Democrática, identificada con Arias.

Eso agudizó la lucha entre las dirigencias de la CDMX y el CEN del partido por el control político y financiero de lo único que les queda luego de 2018, y consejeros inconformes cerraron ese día la sede del partido de la colonia Roma.

Los Chuchos intentaron derrocar a Nora, que en respuesta amenazó con acusarlos de violencia política en razón de género, y de ventilar enjuagues con las finanzas del partido, en la que varios de ellos tendrían que explicar muchas cosas.

Cuando todo indicaba que Nora sería planchada, pues el órgano de justicia partidaria lo controlan un representante de Nueva Izquierda, otro de Foro Nuevo Sol y uno más de ADN, se presentó algo.

Los senadores Miguel Ángel Mancera y Antonio García Conejo fueron acusados públicamente de traidores por Jesús Zambrano, líder nacional amarillo, por votar a favor de que las Fuerzas Armadas tomaran el control de la Guardia Nacional.

El sonorense amenazó con correrlos del partido, lo cual causó molestia al interior del propio partido, pues se trataba del último jefe de Gobierno del DF y del hermano del último gobernador perredista en Michoacán, Silvano Aureoles.

Eso abrió la puerta para que Nora acordara con ellos que Foro Sol y ADN, de Héctor Bautista, se unieran contra Los Chuchos y evitaran que, como siempre, fueran los único ganones en este asunto.

Tanto Aureoles como Bautista apoyaron a Nora para cobrar facturas, y movieron sus piezas en el órgano interno para invalidar el consejo de octubre, “por errores e inconsistencias sustanciales y graves”.

El asunto es importante, porque Zambrano ya contaba con el PRD capitalino para negociar la alianza electoral para 2024, y sin esta posición seguramente quedarán muy disminuidos en el reparto de posiciones.

Cierto que Los Chuchos todavía pueden recurrir a los tribunales para intentar revertir el caso, pero regularmente los magistrados regresan los expedientes a los órganos de los partidos para que vuelvan a dictaminar.

Aunque el cuento aún no termina, algunos deben traer una gastritis con reflujo marca diablo, porque pensaron que Arias sería un flanecito y, por lo pronto, los puso en ridículo y contra la pared

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.