Política-Ficción/AMLO encabezará marcha el próximo 27 de noviembre

Martín Cordero

El presidente Andrés Manuel López Obrador convocó este miércoles a una movilización en la Ciudad de México como parte de su 4º Informe de Gobierno.

“La voy a encabezar del Ángel de la Independencia al Zócalo, el domingo 27. Nos vamos a empezar a reunir a las nueve para que no nos pegue mucho el sol, pero desde el Ángel”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa de este miércoles.

AMLO argumentó que la gente “quiere que marchemos el 27, un domingo” y sostuvo que le ha planteado la gente salir a la calle y subrayó “yo voy a marchar” porque va a dar su informe de cuatro años de transformación.

Al subrayar que su gobierno va bien, bromeó al decir que ayuda marchar porque ya se está “hamburguesando”.

En este sentido, aseguró que mucha gente quiere participar en su Informe, “porque este es un movimiento de millones de mujeres, de hombres libres, conscientes, es un proceso de transformación. No es un movimiento de un solo hombre, los dirigentes, ya lo dije, es un movimiento auténticamente popular”, subrayó.

Subrayó que su informe ya no será el 1 de diciembre, sino el día 27 cuando realice la marcha y con ello dará por concluida las actividades de ese día.

Previamente, el presidente había criticado a los líderes de oposición que participaron en la marcha por la defensa del INE y llamó a no seguirlos, pues dijo que no le tienen amor al pueblo.

El presidente Andrés Manuel López volvió a arremeter en contra de sus opositores, quienes perfilan reeditar la alianza Va por México, mientras sostuvo que ya no son tan importantes sus dirigentes, sino que ahora el pueblo es quien ostenta el papel protagónico de la transformación.

Asimismo, habló de su iniciativa de reforma política para desaparecer al INE y dijo que, si no es aprobada, va a insistir que se modifique la Ley secundaria en materia electoral.

El mandatario en su conferencia de prensa de este miércoles incitó que es necesaria su reforma y argumentó que, si no le hubieran hecho un supuesto fraude en las elecciones presidenciales de 2006, no se hubieran desatado las masacres ni las violaciones a derechos humanos en México.

Acusó que la oposición “está actuando de manera antidemocrática” al rechazar su reforma política, pues dijo que no hay argumentos para decir que su iniciativa busca que el Gobierno controle las elecciones y subrayó que eso es mentira.

En este tenor, adelantó que está viendo la manera de reformar las leyes electorales secundarias para eliminar diputados plurinominales y se elija de manera democrática a los consejeros electorales.

En caso de rechazarse la propuesta de reforma electoral –que al ser un cambio constitucional requiere del voto de dos terceras partes del Congreso– “y como es tan importante el que haya democracia, pues es probable que yo envíe una reforma a la ley que no requiere de dos terceras partes. Un plan B”, anticipó el presidente.

“Imagínense, cuántas notas van a haber el día primero”, expresó al dejar entrever que podría ser el primero de diciembre cuando anuncie dicha propuesta, día en el que ofrecerá un mensaje en el Zócalo capitalino en el marco del cuarto aniversario del arranque de su gobierno.

Consultado en su conferencia diaria sobre la demanda de los partidos de oposición de discutir el tema en San Lázaro, el mandatario adujo que “lo que quieren es que ya se vote porque saben que posiblemente no se llegue a los 333 votos en la Cámara de Diputados”.

Reconoció que “no es fácil” porque Morena y sus aliados representan una mayoría simple, pero no alcanzan la mayoría calificada. Recordó que lo mismo ocurrió con la propuesta de reforma eléctrica, que no avanzó porque “los conservadores votaron a favor de Iberdrola, de las empresas extranjeras, en contra de la Comisión Federal de Electricidad, de la empresa pública, porque así son”.

Insistió en que “es posible que, sin violar la Constitución, se pueda proponer en una ley o alguna reforma” la elección abierta de consejeros del Instituto Nacional Electoral y de magistrados del Tribunal Electoral y que en lugar de 500 diputados sean 300, es decir, que serían los mismos objetivos de la iniciativa ya presentada.

El lunes el líder de los senadores morenistas, Ricardo Monreal, se reunió con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, tras lo cual dijo que la cámara alta hará un análisis minucioso de la iniciativa del Ejecutivo. El Presidente ponderó ayer que siempre ha tenido el apoyo del Senado, pero subrayó: “Aquí cada quien asume su responsabilidad y tiene que actuarse a partir de principios, de ideales. Y nunca olvidar, jamás, de que el pueblo es el soberano, es el que manda”.

Enseguida expuso que, suponiendo sin conceder, que la ciudadanía pudiera respaldar lo que “dicen los del PRI y los del PAN: ‘No, no va la reforma constitucional, porque queremos que se sigan destinando 20 mil millones de pesos y que siga ganando un consejero hasta 300 mil pesos”, o que desean que se mantengan 500 diputados y que los consejeros y magistrados sean nombrados por los dirigentes políticos, o que estén “alineados como empleados de los potentados, no que sean servidores nuestros, no que representen al pueblo, sino que representen a Claudio X. González, a Elba Esther Gordillo, a Chong, a Fox, a Calderón”…

Pero afirmó que, por el contrario, “resulta que la gente no quiere eso, está demostrado en las encuestas. No, la gente quiere participar para elegir a los consejeros, y la gente no quiere que haya 500 diputados, sino 300, y la gente quiere que no haya plurinominales, y la gente no quiere que se gasten 20 o 30 mil millones de pesos en elecciones”.

“Ni modo que ya se reunieron en Las Lomas, en una mansión, se pusieron de acuerdo, ya dieron la instrucción a los legisladores y ya no pasó la reforma, y a brindar con champaña: ‘ganamos’… No, no, no. Vamos a seguir luchando, vamos a seguir luchando”, concluyó López Obrador.Luego de que Donald Trump dijera en un evento en el que anunció su candidatura para 2024 que López Obrador era socialista, “pero está bien”, el presidente señaló que el republicano “es capitalista y no es perfecto, pero es buena persona y lo respeto”.

Trump hizo oficial ayer que buscaría la candidatura del Partido Republican

o para regresar a la Casa Blanca y durante su discurso se refirió a López Obrador, con quien al final de su mandato firmó el nuevo tratado comercial, el T-MEC. “El presidente de Mexico es un buen hombre, socialista, pero está bien, y es un gran amigo mío”, dijo.

Tras la caída de un misil en Polonia que dejó dos muertos, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió evitar más tensiones en la zona del conflicto entre Rusia y Ucrania y aseguró que “ya hay una especia de voluntad colectiva” para buscarse el diálogo y alcanzar la paz.

“Yo no pienso que tarde mucho ese momento y lo que hay que hacer es que se logre pronto, no veo que escale el conflicto, que se agrave, no, siento que ya va a ir descendiendo la confrontación y se va hacia la paz, de todos modos como en todo, hay los más bélicos, los más irracionales, que quieren que continúe esa guerra”, dijo.

El presidente aseguró que no le preocupa el pleito entre la gobernador de Campeche, Layda Sandores, y el senador Ricardo Monreal, pues aseguró que “papel protagónico en estos tiempos de transformación lo tiene el pueblo”, por lo que los dirigentes ya no son tan importantes.

“Poco a poco va concientizándose más gente, sobre todo los jóvenes, por eso hay que seguir con esta sección y constantemente debatiendo porque es muy sano para la vida pública, es que antes tenían control absoluto los medios de comunicación convencionales y manipulaban por completo. Da pena ajena cuando se ven estos casos, pero no es la regla, es la excepción”, dijo.

Por último, el presidente envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, para que los trabajadores solicitantes de crédito para vivienda puedan elegir si el empréstito se otorga en UMAs o en pesos.

La propuesta plantea eliminar el otorgamiento de créditos por asignación aleatoria para que el trabajador o pensionado registre su solicitud en cualquier momento, con el fin de que los procesos de inscripción se realicen de forma equitativa y continua.

La iniciativa también establece que el derechohabiente podrá reestructurar su deuda en UMAs o en pesos cuando hubiere dejado de laborar en dependencias o entidades públicas, una vez transcurrirá la prorroga que la ley le otorga.

El documento turnado a las comisiones de Seguridad Social y de Vivienda de San Lázaro, señala como uno de sus objetivos el de dar solución a la problemática de endeudamiento que tienen miles de personas trabajadoras, empezando por las más desfavorecidas o en condiciones de vulnerabilidad, que no terminan de pagar su crédito o que se les exigen montos ajenos a sus ingresos.

Las alternativas de pago que se proponen establecer cuidan las capacidades financieras y operativas del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estados (Fovisste), pues dejan a salvo el establecimiento de políticas para garantizar su sostenibilidad financiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.