Hasta abril de 2023 disminuirá la inflación: Monex

Rebeca Marín

La inflación en México parece haber llegado a sus niveles más altos, lo cual significa que los precios de productos y servicios ya no incrementarán a la misma velocidad, pero no que éstos tendrán una disminución, dio a conocer Grupo Financiero Monex.

Marcos Daniel Arias, analista de Monex, refirió que lo que se anticipa es que los costos de los productos y los servicios comiencen a tener una disminución hasta el próximo año, de forma específica, entre abril y junio.

“Un descenso en la inflación es que los precios ya no suban, lo que esperamos es una estabilidad, no esperamos una reversión de precios, sino estabilidad, es tratar de que ya no suban más”, dijo el analista.

Señaló que, actualmente, hay productos agropecuarios que han tenido un descenso en sus costos, sin embargo, para el segmento de los alimentos, se anticipa que disminuyan hasta el segundo trimestre del próximo año.

“Hay varios factores, como la guerra en Ucrania o los problemas energéticos que presionan a la inflación, pero las condiciones van a mejorar desde el segundo trimestre.”

En conferencia, para presentar las perspectivas económicas y bursátiles de Monex para 2023, Arias comentó que se espera que para el cierre de 2022 la inflación se ubique en un nivel de 8.4 por ciento y será hasta el siguiente año cuando baje a 7 por ciento.

El grupo espera que la tasa de referencia del Banco de México (BdeM) culmine el presente año en un nivel de 10.5 por ciento, lo que implicaría un nuevo ajuste al alza en las siguientes reuniones de política monetaria, y hasta mayo de 2023 vendrán los primeros recortes “pues el efecto de la inflación exacerbaría el impacto sobre la tasa real y, por lo tanto, magnificaría los efectos de la postura restrictiva”.

Carlos González, director de análisis económico de Monex, expuso que los constantes cambios políticos que existen en el país, así como las iniciativas que son propuestas constantemente por el Ejecutivo causan nerviosismo a los participantes del mercado local, por lo cual la inversión se ve detenida.

“Básicamente, diario hay una nueva iniciativa… Particularmente, preocupa el tema energético o recientemente los cambios que se quieren hacer al INE, y no hay nuevas inversiones o éstas se ven detenidas”, dijo el directivo.

No obstante, planteó, el fenómeno de la relocalización de empresas a México, que se conoce como nearshoring cada vez se nota más, por lo que “sin tanto ruido político habría mucho más inversiones”.

Así, Monex considera que este año la actividad económica tenga una expansión de 2.5 por ciento, pero para 2023, el crecimiento solamente será de 0.6 por ciento.

“Localmente, los riesgos son el menor crecimiento, un enrarecimiento del clima político, iniciativas legislativas controversiales, mayores diferencias con Estados Unidos y posibles multas o aranceles ante una posible pérdida en el panel de controversia de Estados Unidos Unidos y Canadá por el tema energético del T-MEC”, precisó González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.