Alicia Bárcena retira su candidatura para dirigir al BID y Gerardo Esquivel entra al quite

Rebeca Marín

La embajadora Alicia Bárcena fue quien solicitó retirar su candidatura para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por parte del gobierno mexicano.

“Me he comunicado con el Presidente López Obrador quien ha acogido con afecto y comprensión mis razones personales por las cuales le he solicitado retirar mi candidatura al BID. Agradezco el apoyo recibido por Rogelio Ramírez de la O y Marcelo Ebrard y sus equipos en este proceso”, publicó la embajadora de México en Chile en sus redes sociales.

El mensaje de Bárcena fue publicado esta tarde, luego de que se informara sobre la nueva decisión de México.

El subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, será a quien postule el gobierno de México a más tardar este viernes que se cierra el proceso para registro de candidatos, según Bloomberg, en una decisión motivada por los señalamientos de la afinidad de la ex secretaria ejecutiva de la CEPAL con gobiernos de izquierda y la preocupación causada en Estados Unidos.

Gerardo Esquivel es uno de los cuatro subgobernadores de la Junta del Banco de México. Es Licenciado en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de que cuenta con una maestría en Economía por El Colegio de México y es también Doctor en Economía por la Universidad de Harvard.

Su desarrollo como investigador ha trascendido fronteras al trabajar como Investigador en el Harvard Institute for International Development (HIID) de la Universidad de Harvard; como investigador Visitante en el Fondo Monetario Internacional y el Banco de México y consultor para el Banco Mundial, el BID, la CEPAL, la OCDE, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Con la nominación, México busca conseguir uno de los puestos más codiciados en las finanzas de América Latina. El BID, que tiene sede en Washington, prestó el año pasado 23 mil 500 millones de dólares para impulsar las economías de la región y ofrecer líneas de crédito más asequibles para proyectos que van desde infraestructura hasta vacunas contra el COVID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.