Coordenadas Políticas/Enemigo en casa

Martín Aguilar

Aprovechando la traición de Alejandro, Alito, Moreno en el tema de la militarización del país, la alianza opositora decidió sacudirse al PRI, pues en sus estudios de opinión ese partido les representaba ya un dique electoral para 2024.

Hay que recordar que, luego de que la oposición acordaron rechazar que la Guardia Nacional pasará al control de las Fuerzas Armadas, el líder nacional del tricolor cambió de opinión y no sólo votó a favor, sino que una de sus diputadas presentó la iniciativa en San Lázaro.

Las dirigencias del PAN y del PRD fueron sorprendidas, y ante lo que llamaron “alta traición del PRI”, pausaron la alianza con ese partido, en espera de que en el Senado pudieran frenar.

Pero ahí la cosa se puso peor, pues no solamente varios senadores priistas votaron a favor, sino incluso dos de los tres perredistas se unieron a la propuesta de Morena, incluyendo al coordinador, Miguel Ángel Mancera, quien fue llamado el Alito del sol azteca.

Luego de eso, el propio Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, dio por terminada la alianza Va por México, al decir que estaba muerta.

Eso afectó también la alianza opositora en la Ciudad de México, cuya división quedó de manifiesto previo al Cuarto Informe de Claudia Sheinbaum, al que cuatro alcaldes panistas y dos perredistas, de los nueve opositores, decidieron no asistir.

Por el lado del PRI, Gerardo Quijano y Adrián Rubalcava, gobernantes de La Magdalena Contreras y Cuajimalpa, respectivamente, no sólo acudieron a Donceles al informe oficial, sino que antes recibieron a Claudia en sus respectivos territorios para que se promoviera.

A la élite panista le quedó claro que, sobre todo Rubalcava, estaba actuando como el Caballo de Troya de la 4T para reventar desde el interior la alianza, además de que los priistas capitalinos están amarrados con carpetas judiciales, por lo que no garantizan nada.

Y para completar, el PRD capitalino está completamente partido, y aunque llevan negociado con ellos más de dos años para ir juntos rumbo a las elecciones locales en 2024, los suspiritos azules decidieron irse solos mientras se aclara el panorama en el sol azteca.

Aprovechar la coyuntura política para deshacerse del lastre que representa ya el PRI, partido que es identificado por la gente como un nuevo satélite de Morena, y al que no le tienen confianza.

En estos momentos el tricolor, más que sumarles les resta, y aceleraron su decisión de ir con el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, como su carta fuerte para buscar la Jefatura de Gobierno en 2024.

Si en la capital el candidato es hombre, no hay ninguna duda que será Taboada, y si llegan a aceptar una futura alianza, quienes se unan tendrán que respetar esa decisión. Si no es así, prefieren rifársela ellos solos.

En caso de que, por género, correspondiera la candidatura a una mujer, hay tres en fila: la alcaldesa en Álvaro Obregón, Lía Limón, y las senadoras Xóchitl Gálvez y Kenia López Rabadán, en ese orden.

Pero de que el PAN ya tomó las riendas para la CDMX, y de que ya se sacudieron al PRI, no hay duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.