Coordenadas Políticas/La corrupción hace al ladrón

Martín Aguilar

La alcaldía Gustavo A. Madero, gobernada por el excentelisimo Francisco Chíguil, que al ser extensa, cuenta con un alto índice de habitantes y deficiencias por atender, en los últimos años ha sido la segunda demarcación en recibir el mayor presupuesto por año y aún así tiene un número de beneficiarios de programas sociales muy bajo que no alcanza a cubrir ni el 1 por ciento de la población.

De acuerdo con los últimos censos del INEGI, la GAM cuenta con 1 millón 173 mil 351 habitantes. Mientras que, en una solicitud de información, la Dirección General de Desarrollo Social de la alcaldía refirió que en 2021 hubo en total 9 mil 279 beneficiarios de los diez programas sociales a cargo de la administración de Chíguil, dicha cifra no alcanza el mínimo del 1 por ciento de habitantes en la demarcación que es de 11 mil 733 personas.

Las cifras de 2021, cuando la GAM tuvo un presupuesto de 4 mil 454 millones 549 mil 684 pesos, reflejan una falta de compromiso por el alcalde Chíguil, que al ser de Morena no atiende el principio básico del presidente López Obrador que es apoyar a la población

con programas sociales.

Para 2022 el número de beneficiarios empeoró, a pesar de que se aprobó un aumento presupuestal que ascendió a 4 mil 795 millones, 30 mil 711 pesos para el gobierno Chíguil. En ese sentido, la administración de la GAM precisó que ahora, con once programas sociales, la cifra de beneficiarios apenas alcanza los 7 mil 920, casi dos mil menos.

Otro de los problemas de esta alcaldía y pese a que no es suficiente ser una de las alcaldías con mayores índices de inseguridad en el país,

Chíguil Figueroa se sigue empeñando en hundir a la Gustavo A. Madero en las irregularidades.

Ahora, el morenista pone en riesgo la vida de miles de ciclistas con pistas que permanecen como una de las obras negras de su administración, lo cual viola la Constitución de la CDMX.

Se pudo recabar una serie de pruebas donde se aprecian ciclopistas con baches, coches estacionados, camionetas que las usan como punto de carga o puntos de comercio, los cuales se ubican en la Calzada Guadalupe y la Avenida Eduardo Molina. Dicha situación viola una parte del artículo 53 de la Constitución Política de la Ciudad de México, la cual estipula que es competencia de las alcaldías instrumentar medidas a favor de la movilidad en la ciudad.

En torno a esto último, Gabriela Ortega, ciclista que ocupa periódicamente las ciclopistas en la GAM para trasladarse de un punto a otro, también reportó falta de señalizaciones y operativos viales para garantizar el funcionamiento de las rutas para bicicleta. “ no realizan mesas de trabajo con los ciclistas de esa zona, por lo que no en- tienden las necesidades de conexión y seguridad que los ciclistas necesitan para moverse en esa problemática alcaldía, no hay ninguna infraestructura para su seguridad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.