Coordenadas Políticas/El rey del cash, ¿un mito o realidad?

Martín Aguilar

El pasado 3 de octubre en la conferencia mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre el libro El rey del cash de la periodista Elena Chávez.

“No me meto en cuestiones sentimentales, personales”, contestó. “Eso no me corresponde”, acotó.

“Tengo un escudo protector, que es mi ángel de la guarda, es el pueblo y mi autoridad moral”, respondió el Presidente en torno al polémico libro.

Ese día, el mandatario no desmintió ni una sola línea de la publicación de Chávez, que lleva el prólogo de Anabel Hernández, otra periodista.

La comunicadora, quien también fungió como servidora pública durante la gestión del propio López Obrador, reconstruye toda una trama política, personal y financiera del hoy Presidente.

Y no es para menos, Elena vivió 18 años con César Yáñez, el leal vocero y amigo de López Obrador.

En diversas columnas, este espacio ha reportado hechos de esa recolección de dinero en efectivo, destinado “al movimiento” de López Obrador.

En su momento, un reportero interno del área de Comunicación Social del gobierno capitalino, confió a este reportero que debía entregar el 10 por ciento de su salario a una de sus jefas.

Como se negó, fue “congelado”, y con ello obligado a renunciar por no haber cooperado.

Aquella ocasión, le comentaron que se trataba de una “aportación” para la campaña de Lázaro Cárdenas Batel para el gobierno de Michoacán.

Eso sucedía en todas las oficinas de la administración capitalina. Una persona era la encargada de recolectar el dinero. No era voluntario. Era una obligación.

Pero esa práctica no ha sido erradicada. Sigue vigente. Cada movilización requiere de gastos inmensos de recursos. Los trabajadores los solventan. Hay testimonios de ello.

Ayer, Elena Chávez realizó un paseo por diferentes medios de comunicación para presentar su polémica obra.

Con Carmen Aristegui describió el esquema de financiamiento para el activismo político de López Obrador.

Sus principales operadores: Alejandro Esquer y Gabriel García. El primero, con lista en mano de las nóminas recibía el dinero.

En la época de Marcelo Ebrard como jefe de gobierno –refirió-, convirtieron el Metro en la “caja chica” para financiar las aspiraciones presidenciales de López Obrador.

Uno de los responsables de esa operación fue Mario Delgado, quien creó una empresa fantasma de limpieza para extraer recursos públicos, narró la autora.

También dijo que en 2012, cuando Ebrard se vió obligado a declinar la candidatura por López Obrador, cortó el financiamiento y por ello lo tildaron de traidor.

De la actual secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel, comentó que era la más puntual en sus “pagos”, cuando estuvo al frente de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP).

Describió que en su casa, López Obrador le ordenó al entonces secretario de Seguridad Pública, Joel Ortega cuidar el plantón de Reforma, sin ser su jefe.

Lo narrado por Elena exhibe el saqueo al erario por órdenes del hoy Presidente. Pero lo negó el 3 de octubre. Dijo que tiene un “escudo protector” que “es el pueblo”.

Chávez pidió al Presidente respeto a su familia y a su libertad de expresión. Como medida adicional, adelantó que prepara otro libro al respecto.

¿El Presidente pasó del Rey del cash, al Rey de la mentira?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.