Coordenadas Políticas/Todo cae por su propio peso

Martín Aguilar

Una bomba mediática le estalló al presidente Andrés Manuel López Obrador con el hackeo de 36 millones de documentos.

Cobró especial atención su salud, por la cantidad de enfermedades que padece el mandatario, admitidas por él.

Los datos exhibidos por el periodista Carlos Loret, evidencian que el presidente le ha mentido al pueblo.

Un cóctel de medicamentos se consume todos los días para atenderse de hipertensión, angina de riesgo grave, hipertiroidismo, gota “y otros males”.

A principios de año tuvo que ser trasladado de urgencia de su rancho de Palenque al Hospital Militar en la Ciudad de México.

A partir de ese momento se le recomendó un cateterismo, después le dio Covid, y ha tenido múltiples revisiones médicas.

Por esas fechas anunció su “testamento político” del cual no dio detalles, pero lo hizo en prevención.

Aunque la Constitución establece el procedimiento para suplir su ausencia, López Obrador dejó escritas sus indicaciones.

Con base en los acontecimientos políticos y cercanía de sus colaboradores, es posible deducir en quién recaería sucederlo.

Se trata del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, quien asumió el cargo el 26 de agosto de 2021.

Se trata de un político de todas las confianzas del mandatario: es su paisano, es su amigo y es el responsable de la política interna del país.

Con seguridad ese testamento, debe incluir como candidata a la Presidencia a Claudia Sheinbaum, quien cuenta con cientos de miles -sin temor a la equivocación- de anuncios en todo el país con la leyenda #EsClaudia.

En este caso hay que reconocer que López Obrador ha mentido con la verdad. No ha dado detalles de su “testamento político”, pero los sucesos apuntan a lo descrito.

Es evidente que la salud del presidente es una cuestión de seguridad nacional. ¿Pero por qué ocultarlo?

Por menos López Obrador pidió a Enrique Peña Nieto renunciar al cargo “por su evidente incapacidad”.

En otra ocasión, sugirió que “por su ignorancia o mala fe”, Peña Nieto debe dejar el cargo, “porque está dañando gravemente al país”.

Actualmente el ritmo de vida de López Obrador va contra las indicaciones médicas. Sus padecimientos requieren que esté exento de presiones y estrés.

Así es como se explica haber adelantado su “testamento político”, y quiénes lo sucederían.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.