México baja en competitividad, en economía y en derecho: IMCO

Rebeca Marín

México ocupó por segundo año consecutivo la posición número 37 de 43 países en el Índice de Competitividad Internacional (ICI) 2022 que realiza el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), lo que significa que el país se encuentra entre los 10 países menos competitivos del reporte.

La mejor posición para el país, en términos de competitividad, se registró entre 2005 y 2009, cuando México se ubicó en la posición 30.

Posteriormente, entre 2010 y 2019, la posición de México osciló entre los lugares 31 y 33; sin embargo, a partir de 2019, el país comenzó a trazar una tendencia a la baja, por lo que los reportes de 2021 y 2022 (que ubican a México en el lugar 37), son las peores posiciones para la competitividad mexicana desde que existen registros.

En el reporte de 2022, el país mejoró en cinco de los 10 subíndices y mantuvo el mismo nivel en tres de ellos, sin embargo, registró significativos retrocesos en dos subíndices muy relevantes: economía y derecho.

Los retrocesos más importantes para la competitividad en México se observaron en los rubros de economía y derecho.

De manera desagregada, México se ubicó en el lugar 34 en el rubro de economía, resultado de un retroceso de siete posiciones como consecuencia del aumento en la inflación y la pérdida de libertad económica.

Ivania Mazari, coordinadora de evaluación y análisis del IMCO, señaló en entrevista que esta caída se debió a que mientras en otros países del mundo ya lograron recuperarse del golpe económico que provocó la pandemia, en México todavía no se ha logrado conseguirlo.

“En el 2020 nuestra economía cayó alrededor de 8 por ciento y en 2021 la recuperación fue de apenas 4.8 por ciento, por esta razón, otros países nos llevan la delantera”, dijo.

Además del Producto Interno Bruto (PIB), la inflación también jugó en contra de la competitividad, ya que, aunque se logró mantener controlado el incremento de precios en algunos productos clave como en los energéticos, otros rubros, como los alimentos, mermaron el poder adquisitivo de las personas, agregó la especialista.

Javier Galán Figueroa, coordinador de la especialidad de economía monetaria y financiera de la UNAM, puntualizó que la inflación afecta a la competitividad del país porque incrementa los costos de operación de las empresas.

“Sabemos que el Banco de México ha tratado de estabilizar precios mediante el incremento de la tasa de interés, pero aún estamos viendo una inflación no vista en los últimos 20 años, lo que genera incertidumbre y sobrecostos en el empresario que importa insumos”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.