Política Ficción

Martin Cordero

Durante la Conferencia Mañanera de Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre los costos del Aeropuerto Felipe Ángeles y sobre una denuncia ciudadana publicada en un medio nacional: aseguró que “se acordó de la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles.

 

Esto se deriva de una denuncia que hizo el periódico El Universal, vamos a ejercer nuestro derecho de réplica e informar al pueblo para que no sea rehén de intereses creados.”

 

“Entonces quedamos por aclarar lo del Aeropuerto de Santa Lucía Felipe Ángeles, no solo para aclarar esta denuncia, sino porque nos importa que el pueblo sepa que se trata de una gran obra, que tiene tres elementos”, señaló el presidente.

 

“Primero la calidad de la obra, es de las mejores de este tipo que se están realizando en el mundo, segundo; el tiempo de construcción y tercero el costo, porque no hay corrupción, estamos hablando de un ahorro de la obra de 125 mil millones de pesos,” destacó AMLO.

 

Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval, informó sobre los avances en la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles de Santa Lucía, el cual se proyecta para un crecimiento comercial de 50 años o más: “Un aeropuerto austero, pero no en su equipamiento, alejado de actos de corrupción y evitando el dispendio de recursos públicos,” son las directivas que se han utilizado desde hace dos años para la construcción del aeropuerto, se explicó.

 

“La obra es viable, técnica, legal, social y financieramente” destacó el funcionario es una obra que ha sido diseñada de manera responsable con el entorno, además se informó que la base militar, contigua al aeropuerto, ya está operando al 100% de su capacidad; “se entregaron las instalaciones de la nueva Ciudad Militar”.

 

El presidente López Obrador aseguró que gracias al combate de la corrupción se ha logrado un gran ahorro: “Son 125 mil millones de ahorro, decía yo que con eso casi se está financiando, muy cercano a lo que va a costar el Tren Maya, nada más para tener una idea de lo importante que es desterrar la corrupción, el problema no es la falta de presupuesto, el problema de la corrupción es que se robaban mucho, casi todo, no le llegaban a del pueblo”, señaló el mandatario.

 

“No hay corrupción, estamos hablando de un ahorro de la obra de 225 mil millones de pesos, pero cómo se le agrega los 100 mil que se tuvieron que destinar al pago de los contratos que se habían contraído con las empresas por el Nuevo Aeropuerto de Texcoco, el Proyecto de Texcoco, de todas maneras agregándole los 100 mil, son 175 mil millones, para los 300 mil que tenían estimado que iba a costar el Proyecto de Texcoco”, indicó.

 

El presidente se refirió también a los sueldos que recibirán el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, y el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Reyes Rodríguez Mondragón, durante el 2022, porque duplican lo que él recibirá durante el año.

 

El mandatario dijo que hasta le daba pena ver su propio salario si se le compara con lo que reciben los trabajadores de la construcción que trabajan en el aeropuerto de Santa Lucía.

 

“Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá un sueldo bruto de 2 millones 847 mil pesos, mejor pónganle neto, Lorenzo Córdova se va a rayar: 4 millones 300 mil pesos y Reyes Rodríguez, del Tribunal del Poder Judicial, 5 millones 500 mil; casi el doble”, dijo al leer un tuit.

 

López Obrador recordó que estos organismos se ampararon contra la ley que expidió para que nadie pudiera ganar más que el Presidente. En este sentido, dijo que este tipo de prácticas fueron las que provocaron en sexenios pasados que no alcanzara el presupuesto y lo que se tenía que hacer era aumentar los impuestos y endeudar al país “para seguir adelante”.

 

En este sentido, dijo que este tipo de prácticas fueron las que provocaron en sexenios pasados que no alcanzara el presupuesto y lo que se tenía que hacer era aumentar los impuestos y endeudar al país “para seguir derrochando”.

 

“Si no hay corrupción el presupuesto rinde, no me voy a cansar de decir que era mucho, mucho, mucho, mucho lo que se robaban. La corrupción no sólo hay que combatirla, sino desterrarla por razones de índole moral, que ya es muchísimo.

 

También hay que eliminarla, porque es mucho el dinero que va a parar a unas cuantas manos”, remarcó. Además, añadió que, aun cuando se bajaron los salarios de los altos funcionarios, “lo que reciben los trabajadores de la construcción, en promedio, me da pena que ganen tan poco”.

 

Y bajo el argumento de que “el mejor homenaje es seguir el ejemplo”, López Obrador dio a conocer que estableció en su testamento que no se podrá usar su nombre para calles, escuelas, hospitales, estatuas o demás posibles homenajes a su persona.

 

“Tengo escrito en mi testamento que no quiero que no se utilice mi nombre para usar en ninguna calle, estatuas, para nombrar escuelas, un hospital, nada, absolutamente. Creo que el mejor homenaje que se ofrece a dirigentes, incluso a héroes, heroínas, es siguiendo su ejemplo, no convirtiéndolos en piedra”, declaró.

Durante la conferencia, el presidente solo estuvo acompañado por  el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Crescencio Sandoval.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *