Palabras Más

Voto por voto… pero a conveniencia 

Mañana lloverá porque un oso polar 

se ha comido las estrellas. 

Haruki Murakami 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. No hay duda de que en tiempos de la 4T vienen nuevas y duras pruebas para nuestra democracia y las instituciones que hemos creado desde el año 2000. Los diferentes, los que se dicen demócratas no les gusta jugar con reglas claras y a los primeros indicios de que los resultados no les van a favorecer se dicen víctimas del fraude, de un complot maquinado desde las cúpulas malignas donde el titiritero es Carlos Salinas de Gortari, claro que esos berridos les dejan buenos dividendos para azuzar a sus hordas y al mismo tiempo martirizarse. 

Por lo menos así ha sido la historia desde el 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador era el rey de las protestas en las calles. Unos meses antes de la elección el tabasqueño fue víctima de un atropello por parte de Vicente Fox Quesada al instruir a los diputados para que le hicieran juicio político y después desaforarlo, el motivo, abrir una calle para conectar un hospital, pero la realidad se trataba de sacarlo de la carrera por la presidencia. El asunto se les salió de las manos y lo convirtieron en mártir, sus bonos como caudillo se fueron por los cielos. 

Años después, el mismo Vicente Fox declaró que hizo todo lo posible para evitar la llegada del Pejelagarto al poder y eso no se le olvida a López, de ahí parte del resentimiento recalcitrante. En el conflicto post electoral el hijo de Macuspana logró mover a casi 5 millones de personas, realizó un plantón en Reforma y la arenga era clara “voto por voto y casilla por casilla”. La mayoría quería un recuento de votos para que no quedara duda del triunfo de Felipe Calderón, pero el michoacano negó la posibilidad, ya que la Ley de entonces no lo contemplaba y eso aumentó la sospecha del fraude que dicho sea de paso nunca pudieron probar. 

Así terminó un capítulo amargo para la democracia del país, pero las arremetidas contra el IFE eran constantes en cada ejercicio que organizaba y en el 2012 la historia la repitieron, ahora con Peña Nieto y la compra de votos con las tarjetas Monex. Los tribunales terminaron por desechar las pruebas de López y le levantaron la mano a Peña Nieto. Ya para el 2018 no hubo ninguna duda y AMLO con su nuevo partido se convirtió en una aplanadora que nadie pudo frenar, ganó con amplia ventaja y todos reconocieron su triunfo, había legitimidad en el INE y el ganador, la misma que el tabasqueño les había arrebatado a sus predecesores desde la protesta y la sospecha. 

En unos días más comenzará una nueva legislatura con una encomienda directa, un mandato del presidente para los diputados y senadores que es una reforma a fondo para el INE, claro que quisieran un instituto a modo, quizás de los años ochenta cuando Manuel Bartlett organizaba la elección que ganó Salinas. López Obrador se ha mostrado de cuerpo completo y no le gustan las instituciones autónomas que hagan su trabajo y presenten otros datos, insisto no le gusta perder y van a hacer lo que sea para no dejar Palacio Nacional. 

Ahora mismo se libra una batalla muy interesante en Campeche, con la determinación del tribunal para que se recuenten todos los votos de la elección de junio pasado. Claro que a los morenos eso no les gustó, cómo cambian los papeles, no hay marcha atrás y vendrá el “voto por voto y casilla por casilla”, si su triunfo de ratifica vendrá una nueva embestida contra el INE y los institutos estatales, pero si se las gana la oposición, el golpe será peor, como sea es un justificador para la encomienda de López pegarle de todas, todas… Pero mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

La jefa de Gobierno no quiere trato con los alcaldes electos que le han formado un frente opositor. Ni el teléfono les contesta. ¿Ese es el gobierno para todos? 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *